Translate

22 de febrero de 2011

ANSEBIO Y MALISTERE (LUCAS 1º ESO C)



Había una vez un brujo llamado Ansebio, que era el guardián de la luz. Ansebio era muy alto, delgado, con ojos azules y el pelo gris. Benito era su ayudante. No tenía ningún poder, pero cuidaba mucho de Ansebio ya que este empezaba a entrar en edad.
Malistere era un poderoso mago muy malvado que sólo pensaba en sí mismo y en su poderoso Félix, que echaba fuego por la boca.
Ausebio fue avisado por el consejo de la luz de que malistere quería destruir todo a su paso para que la oscuridad lo dominase todo. Ansebio viajó y viajó con su fiel ayudante para destruir a Malistere.
En las Claras de Tirisfal, un lugar muerto y desolado, hogar de Malistere,, se libró una gran batalla entre la luz y la oscuridad. La lucha fue muy intensa, los dos viejos dejandose la vida, uno para destruir el mundo y el otro para salvarlo.
Los grandes dioses, al ver la gran batalla que se libraba entre el mago y el brujo, decidieron condenar a Malistere a la muerte eterna, estar para siempre tirado en un lugar muy salvaje, sin poder morirse para que los animales y los carroñeros pudieran acabar con él eternamente, ya que se recuperaba cada día y se lo volvían a comer, como a Prometeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario